martes, 4 de noviembre de 2008

Leyendas: El Principe Astur

El príncipe Astur, el bravío montañés que quiso buscar una esposa lejos de sus tierras, con tanto orgullo de raza que no la quería inferior a la mujer que tuvieran los dioses.

Y así fue hasta la isla de Creta, la del rey Minos, hijo de Júpiter y de Europa. Allí encontró a Europa, robada por el dios del Olimpo en Fenicia al rey Agenor; porque Júpiter se había convertido en toro blanco hasta ser acariciado por la princesa Europa; y la pudo raptar y pasó el mar a nado y llegó a Creta donde las Horas le había preparado el lecho nupcial. Nació Minos, el que sería rey.

Pero el príncipe Astur se enamoró de Europa, la raptó nuevamente y la trajo a la fragosidad de su monte Vindius, que desde entonces se denominó ya Picos de Europa.

La leyenda se atestigua por Fray Francisco de la Sota, monje de Santo Toribio de Liébana, que escribió en 1681 la "Crónica de los Príncipes de Asturias y Cantabria".

Texto recogido en el libro: Mitos y Leyendas de la Tierra Leonesa.Matías Díez Alonso